Motivos para solicitar Devoluciones del IVA

El IVA no solo es un impuesto que afecta a los consumidores finales. También puede considerarse desde el punto de vista de las empresas como un coste financiero más.

Los empresarios son conscientes de este hecho, y cada vez hay más empresarios que valoran detenidamente la conveniencia de solicitar las devoluciones del IVA soportado de forma mensual, y así no tener que esperar al último mes del año.

Solicitar una devolución del IVA mensual tiene como principal beneficio para las empresas un aumento de dinero líquido. Al reducirse el plazo el dinero está menos tiempo inmovilizado y llega antes al patrimonio de la empresa. Esto no se debe solo al hecho de que el tiempo se reduzca, esta periodicidad en la devolución también agiliza la actuación de Hacienda.

¿Quién se beneficia de las devoluciones de IVA?

Obviamente no todas las empresas se pueden beneficiar de las devoluciones de IVA. Solo aquellas empresas que por sus circunstancias tienen habitualmente un saldo acreedor de IVA. O que durante los primeros meses del año tienen un saldo acreedor de IVA.

Por ejemplo, es el caso de negocios que realizan la mayor parte de sus ventas en el extranjero, pero dentro del espacio intracomunitario, y por tanto no son operaciones gravadas con IVA. O de actividades con una alta temporalidad como las del sector turístico, los primeros meses del año no tienen apenas ventas por tanto el saldo del IVA es acreedor.

En cualquier caso, es necesario hacer un estudio en profundidad. Dado que, si el IVA devengado es superior al IVA deducido, la liquidación mensual supone una menor liquidez, es decir, todo lo contrario que lo deseado. La empresa realiza un adelanto del IVA a pagar trimestralmente.

Ventajas de la devolución mensual

Como ya se menciona al comienzo la principal ventaja de realizar liquidaciones mensuales (en los casos apropiados) es tener menos dinero inmovilizado. Pero además de este beneficio hay otros.

En el caso de empresas importadoras estas pueden utilizar el régimen diferido de IVA, evitando así el pago del IVA en la aduana al retrasarse la hora de presentar declaración, y al mismo tiempo se puede utilizar el derecho de deducirse las cuotas.

Otras ventajas, en este caso una general a todos los negocios que se pueden beneficiar de la devolución, son:

  • No tener que presentar ante Hacienda los modelos; 327, 340 y 390.
  • También se elimina la obligación de realizar los Libros de Registros del IVA.
  • Se puede contrastar mas fácilmente la información entre proveedores y clientes.
  • Buena parte de la información que en el régimen trimestral ha de entregarse a Hacienda se elimina, dado que la mayoría de esta información están incluida en los datos enviados.

Eso sí, no nos podemos olvidar de un pequeño inconveniente de la aplicación del régimen mensual. Como es lógico todos los trámites en relación con el IVA deberán realizarse cada mes, en vez de cada tres meses. Esto puede suponer un problema para aquellas empresas que no disponen de suficientes administrativos, o para aquellas empresas con pocos trabajadores en las que la mayoría de trámites son satisfechos por los propios directivos. Pero incluso en estos casos una devolución mensual del IVA también es una oportunidad de mejora y de volver a la organización más eficiente por medio de la especialización.

Software para la gestión

Todos los problemas de tramitación descritos antes se pueden reducir o incluso eliminar si disponemos de un software específico para la gestión del impuesto. En cuyo caso simplemente hay que modificar los parámetros del programa. Incluso en algunos casos estas tareas se pueden automatizar, aunque siempre es recomendable contar con una persona supervisando el funcionamiento del software ya que las máquinas a veces también se equivocan.

Conclusión

Como conclusión podemos decir que hoy en día no aprovechar las ventajas que concede la administración es un grave error.

Las necesidades financieras de las empresas son por lo general elevadas. La creciente competitividad en todos los sectores, y el aumento de las obligaciones fiscales hacen muy complicado prosperar en el mercado, especialmente a las PYMES y microempresas.

No considerar, en este caso, las devoluciones del IVA como una forma de obtener recursos más rápida no es solo una pérdida de oportunidades. Comparativamente hablando es también una pérdida de competitividad frente a la competencia que seguro si está utilizando esta opción.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies