¿Cómo un empresario puede llevar su contabilidad?

Parte 1- tipos de contabilidad

La contabilidad es uno de los pilares fundamentales de cualquier empresa.

No solo es una obligación legal. También es una fuente de información relevante, tanto para terceros como para los propietarios y gerentes de la empresa.

Una contabilidad saneada y en orden es materia obligada para cualquier empresario. Pero para conocer en profundidad en qué consiste la práctica contable es necesario saber cómo se clasifica la misma atendiendo a la naturaleza de la información que aporta.

Debes saber que en Gescom podemos ayudarte a llevar tu contabilidad de la mejor manera posible. Estamos especializados es prestar servicios de consultoría en todas las áreas de interés en la empresa

Contabilidad financiera

La contabilidad financiera es lo que mucha gente entiende por la labor de contable y posiblemente la parte más importante de todas.

Esta parte de la contabilidad que se encarga de describir los movimientos que se hayan producido en el patrimonio de la empresa, así como de elaborar documentos que reflejen la situación del patrimonio empresarial de una forma clara.

La contabilidad financiera tiene por objetivo principal proporcionar información sobre la situación de la empresa para terceras personas.

Por tanto debe respetar una serie de normas de armonización, iguales para todas las empresas con la misma legislación. Con el fin de que la información pueda servir tanto a los propietarios de la sociedad como a terceros para poder comparar la situación patrimonial de una empresas con el resto.

Es decir, debe servir para conocer de la manera más precisa posible tanto la situación estática de una entidad, como la evolución en el tiempo de la misma.

Son varias las tareas correspondientes a la contabilidad financiera, pero de todas ellas la mas relevante es elaborar las cuentas anuales

Las cuentas anuales son el grueso del trabajo en contabilidad. Estas se componen de:

  • Balance de situación.
  • Cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Memoria.
  • Estado de flujos de efectivo.
  • Estado de cambios del patrimonio.

El atractivo de las cuentas anuales reside en que pueden almacenar una gran cantidad de información sintetizada en unos pocos documentos.

Además la legislación obliga a tener unas cuentas anuales en orden.

Por ello cualquier empresario debe velar por que su empresa tenga una contabilidad bien hecha.

Contabilidad analítica

La contabilidad analítica como su propio nombre indica tiene por objeto el análisis de la información contable aportada por la contabilidad financiera.

A través del análisis de la información contable se puede conocer cuál es el estado económico y financiero de una empresa.

Una de las partes más importantes del análisis es calcular los famosos ratios.

Los ratios (endeudamiento, solvencia…) no son más que una forma de utilizar la relación existente entre las distintas partes del patrimonio empresarial para conocer la situación de la misma. Por ejemplo:

  • Si se tiene demasiado endeudamiento a terceros en relación con el patrimonio neto.
  • Si hay recursos ociosos en la empresa.
  • La existencia de problemas de liquidez.

También nos dice en parte como es el funcionamiento de la empresa. Si se cobra principalmente al momento, si se cobra a plazos, cada cuanto tiempo se hacen pedidos a proveedores…

El análisis contable es muy utilizado en las empresas y constituye una fuente de información vital para cualquier directivo, especialmente los dedicados a las finanzas.

Contabilidad de costes

La contabilidad de costes se encarga de la cuantificación y clasificación de los costes que debe acometer una empresa.

Al igual que el análisis contable la contabilidad de costos también se deriva de la contabilidad financiera.

El principal objetivo de la contabilidad de costos es aportar información interna a los directivos de una empresa sobre cómo se están gastando los recursos de la sociedad.

En base a esta información se pueden elaborar estrategias empresariales:

  • Hacer previsiones de los costes futuros.
  • Idear planes de producción.
  • Evaluar los distintos costes de la empresa y su posible optimización
  • Conocer el coste unitario por producto.

Gracias a la contabilidad de costos se puede saber el grado eficiencia de la gestión.

Contabilidad administrativa

Este tipo de contabilidad está centrada en la elaboración de información para facilitar la gestión de la empresa.

Es decir los principales receptores de los datos obtenidos por medio de la contabilidad administrativa son los directivos.

La contabilidad administrativa es totalmente necesaria cuando se trata de gestionar grandes sociedades, en cambio no resulta de tanto interés cuando se trata de empresas pequeñas.

Contabilidad fiscal

La contabilidad fiscal es la parte de la contabilidad que se encarga de la gestión de impuestos que graven la actividad empresarial.

Este tipo de contabilidad debe ceñirse a lo establecido en las normas tributarias correspondientes por lo que puede diferir en resultados con el la contabilidad financiera dado que en ocasiones tienen un tratamiento distinto.

Es de vital importancia tener una buena contabilidad fiscal. De lo contrario se podrían pagar más tributos de los necesarios a Hacienda, o peor, incurrir en irregularidades con el fisco.

Es deber de la contabilidad fiscal:

  • Administrar la información patrimonial de la empresa relacionada con tributos.
  • Gestionar los trámites de cada impuesto.
  • Liquidar las deudas con Hacienda.

Y por supuesto hacerlo todo de acuerdo a lo establecido en la legislación tributaria vigente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies